Toallas

En: Justo Al Blanco    El: viernes, enero 22, 2016    Comentarios: 0    Visitas: 3482

Cómo elegir y comprar toallas de acuerdo con su calidad

Saber elegir una buena toalla puede ser la diferencia entre secarse y quedar húmedo; sin embargo, no todas las toallas son iguales: las calidades varían.

Para que puedas escoger la que más se adecue a tus necesidades, te brindamos algunos tips.

 

Cómo elegir una buena toalla a la hora de comprar

En principio, debes saber que las toallas pueden usarse con diferentes propósitos: para el secado de las manos, la cara, el cuerpo, el cabello u otras partes del cuerpo, así como para el secado de objetos, platos o vajilla.

Y para cada una de estas necesidades de secado, las toallas poseen diferente calidad, que depende, específicamente, de su cantidad de gramos por metro cuadrado. 

A mayor cantidad de gramos, más densas son sus fibras, lo que les brinda más suavidad y absorbencia.

En general, se considera que una toalla es fina cuando su peso oscila entre 300 y 400 g.; cuando pesa entre 420 y 600 g. es afelpada, y cuando el gramaje alcanza o supera los 700 g., la toalla es considerada de muy alta calidad.

Las toallas más lujosas y, a menudo, más caras, se confeccionan generalmente con algodón egipcio y tienen más lazos por pulgada, lo que equivale a una mayor capacidad de absorción. 

 

Cómo elegir la calidad de las toallas a simple vista

 

Para distinguir a simple vista la calidad de la confección de una toalla, deben observarse los rizos o bucles, que conforman el conjunto de pelos enrollados.

Cuanto más cercanos se encuentren unos de otros, la toalla será de mayor suavidad y mejor absorción. Cuando estos se encuentren separados, permitiendo ver la base del producto, esta será más áspera. Además, una toalla de buena calidad debe contener el 100% de algodón, ya que cuanto mayor sea la mezcla con poliéster, absorberá menos.

También las pruebas al tacto permiten conocer su calidad: si pesan poco, y se sienten duras y rasposas, son de muy mala calidad; si son suaves, esponjosas y poseen un poco de peso, son de mejor calidad. 

Generalmente, un producto más caro tiene mayor durabilidad, por lo que a largo plazo estarás ahorrando, por no tener la necesidad de reemplazarlo.

 

Cómo comprar toallas teniendo en cuenta su uso

 

Una vez que conoces las diferentes calidades, podrás entonces elegir las toallas, de acuerdo con su uso.

Las toallas de menor gramaje y liviandad pueden ser usadas en los baños de visitas o para eventos; también para llevar en el bolso, y usarlas durante o luego de la práctica de deportes o en vacaciones, ya que son de más rápido secado y permiten un uso constante. Sin embargo, como son las de mayor rotación se deterioran más fácilmente, por la cantidad de lavados y secados que requieren.

Las toallas de mayor gramaje y peso es conveniente colocarlas en los baños principales, donde el uso es hogareño e, incluso, su estética puede ser más delicada y acorde a la decoración.

 

Sugerencias y advertencias en el lavado de toallas

 

Es recomendable realizar un primer lavado en las prendas nuevas para eliminar residuos químicos, propios del proceso de producción.

 

Consejos

Siga las instrucciones de las etiquetas para que las generalidades no modifiquen las particularidades del producto que adquirió.

 

Etiquetas

    Comentarios

    Deja tu comentario